Enlaces
Colegio Diocesano San Rafael | Ideario
El Colegio Diocesano San Rafael es un colegio concertado situado en La Pobla de Vallbona.
Colegio San Rafael, Colegio Diocesano, San Rafael, La Pobla de Vallbona, ESO, Primaria, Infantil
14961
page-template,page-template-full_width,page-template-full_width-php,page,page-id-14961,qode-listing-1.0.1,qode-social-login-1.0,qode-news-1.0,qode-quick-links-1.0,qode-restaurant-1.0,ajax_fade,page_not_loaded,,side_area_uncovered_from_content,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-12.1,qode-theme-bridge,bridge-child,wpb-js-composer js-comp-ver-5.4.2,vc_responsive
 

Ideario

Educamos personas completas

Formación Integral

En los Colegios Diocesanos llevamos a cabo la formación integral de los alumnos de acuerdo con una concepción cristiana del hombre, de la vida y del mundo. Esta formación integral consiste en el desarrollo armónico de todas las dimensiones de la persona: física, psicológica y trascendente. Siendo muy importante el desarrollo intelectual, no es el único. Educamos personas completas.

El educador de un Colegio Diocesano acompaña y dinamiza el proceso de maduración de los alumnos. En este proceso los contenidos educativos no se consideran sólo fines en sí mismos, sino medios idóneos para caminar hacia la maduración de la personalidad de los alumnos.

Teniendo a la persona como referente último, favorecemos el desarrollo de su personalidad madura. Educamos a cada persona de forma individual, nuestro objetivo es que cada uno de los alumnos desarrolle al máximo sus capacidades, se conozca y valore.

El alumno es un ser en crecimiento, que necesita ser ayudado, acompañado, guiado, la familia en primer termino, y la comunidad educativa, elegida por los padres, en segundo, tienen esta misión.

Buscamos educar niños y jóvenes felices, maduros y completos, personas capaces de mejorar la sociedad, les educamos desde los valores del evangelio para que los integren en su modo de actuar y vivir, además de ofrecerles a Cristo como modelo en su vida. Ofrecemos un modelo de vida basada en el mandamiento del AMOR.

Nadie vive solo para sí mismo, la donación desde la fe llena de sentido y coherencia nuestra vida, por ello, educamos desde el amor, el perdón, la escucha, la oración, el respeto a cada niño, teniendo siempre presente en el niño/joven, al adulto que queremos que llegue a ser un día.

La comunidad educativa es a la vez comunidad cristiana, donde todos evangelizan y son evangelizados.